casa sm

reforma interior

Un espacio abierto y conectado, sin puertas pero con diferentes grados de intimidad. Esta vivienda es ingenio, elegancia y color unido.

En esta reforma encontramos un espacio abierto y conectado. Recibidor, cocina, comedor, salón y despacho confluyen en un mismo lugar, organizándose tras celosías de madera o muebles que albergan otros usos.  

Tras esta distribución, los mayores esfuerzos de diseño se centran en la zona de cocina-comedor.

Por un lado, la cocina panelada es un juego de azar para quien no conoce la vivienda, ya que algunas de las puertas de madera esconden el acceso al lavadero y a los dormitorios.

Por otro, la barra de trabajo tiene algo muy especial. Su forma se va adaptando a los espacios de su alrededor, y, además, permite usos diferentes que complementan
el cocinado: tomar una cerveza, comer...
Una barra hecha para disfrutar de cada momento en la cocina


Los materiales principales se componen con tonos neutros que permiten destacar algunos elementos con diferentes colores, a excepción del dormitorio principal, en el que encontramos un revestimiento de madera que cubre el suelo y pared, y que potencia la calidez de los rayos de sol que entran cada mañana por su ventana orientada al este.

Tiempo de carga: 0.173 segundos