reforma ja

Reforma Interior

Cocina y salón-comedor. Dos espacios angostos. Juntos pero separados a la vez.
Esta reforma parecía tan fácil como tirar abajo el tabique que los separaba, pero no lo era, se necesitaba un poco más de ingenio en la unión de estos espacios.

Tras una larga pandemia y confinamiento, A y J lo tenían claro, necesitaban un espacio amplio y con mucha luz para su día a día en casa. Habían pensado en tirar el tabique que separaba el salón de la cocina pero tenían dudas sobre cómo resolver la integración de estos dos espacios para que estuvieran juntos pero no revueltos.

En esta intervención, se plantea la división virtual del espacio resultante en dos zonas con forma cuadrada, evitando el alargamiento que caracterizaba a los dos espacios antes de la reforma. Así, se ubica en una zona la cocina-comedor y en otra el salón. A su vez, dos muebles laterales dan continuidad al espacio, integrando las dos zonas y jugando un papel importante en el interiorismo y decoración del espacio.

  

  

  

  

  

  

Tiempo de carga: 0.173 segundos